Archivo de la etiqueta: Arterosclerosis

El Noni en la Arterosclerosis

El Noni en la Arterosclerosis

Introducción:

La Arteriosclerosis es el endurecimiento de las arterias; por una serie de trastornos éstas se hacen más gruesas y pierden elasticidad.

Dentro de la Arteriosclerosis, la Aterosclerosis, el tema que se trata en este artículo, es la forma más común e importante.
Aunque cualquier arteria puede verse afectada, la aorta (que nace en el corazón), el sistema coronario (que irriga al corazón) y el cerebral (que irriga el cerebro) son los principales objetivos.
La lesión se llama ateroma o placa fibrograsa, (una parte grasa y otra fibrosa) que se forma en una zona de la pared de las arterias llamada íntima.

Esta placa tiene el inconveniente que diminuye la luz de la arteria, no permite que la sangre con oxígeno y nutrientes pase libremente por allí. Entonces, algunos órganos se verán afectados por falta de irrigación sanguínea, lo que puede llevar a gangrena de los miembros inferiores, oclusión mesentérica, muerte súbita cardíaca, cardiopatía isquémica crónica y encefalopatía isquémica.
Esto puede derivar en amputaciones, discapacidades o la muerte. Estas afecciones se producen por falta del oxígeno y nutrientes que deberían llegar a través de la sangre de las arterias, pero éstas no tienen la capacidad para hacerlo.

Otro problema que puede ocurrir y, como el anterior, puede producir la muerte, es que esta placa o parte de ella se desprenda de la pared de la arteria formando émbolos. Esto puede ocluir total o parcialmente la luz de una arteria que se encuentre más lejos, produciendo la disminución o inhibición de la irrigación.

En las arterias pequeñas, esta obstrucción provoca oclusión, comprometiendo el flujo sanguíneo, como se vio anteriormente. En las grandes arterias, es destructivo, debilitando la pared de la arteria, causando aneurismas o roturas, o favoreciendo la trombosis.

Formación del ateroma o placa fibrograsa.

 

Esta comienza a formarse a partir de una acumulación de grasa de la sangre en la pared de las arterias. Estas grasas se oxidan, y hacen que lleguen los monocitos, se transformen en macrófagos, encargados de “comerse” lo que es nocivo para el organismo. Una vez que “comieron” estas grasas, se quedan en la pared arterial y cuando se acumulan, forman lo que se conoce como estría grasa. Esto produce una respuesta inflamatoria, donde intervienen varias células, haciendo que esta estría grasa se cubra con una capa fibrosa, y así queda una placa dura, gruesa, que va disminuyendo la luz de la arteria, o como se dijo anteriormente, debilita la pared.

Factores de riesgo:
Los factores de riesgo, son determinados signos biológicos, estilos de vida o hábitos adquiridos cuya presencia aumentan la probabilidad o el riesgo de presentar alguna de las manifestaciones de una enfermedad en los años subsiguientes.
En el caso de la Aterosclerosis, los factores de riesgo más importantes son: El hábito de fumar, la hiperlipidemia o grasas en sangre elevadas, la hipertensión y la diabetes.

Hábito de fumar:
Múltiples estudios han demostrado claramente que el consumo de cigarrillos aumenta el riesgo de cáncer bronco-pulmonar, enfermedad vascular periférica, infarto de miocardio y muerte súbita. Dicho riesgo guarda relación con el número de cigarrillos, la duración del hábito y el tipo de tabaco. Cuando se abandona el hábito tabáquico, el riesgo decrece en un 50% al cabo de 2 años y se aproxima al de los no fumadores al cabo de 10 años.
El tabaco actúa de forma fuertemente multiplicativa con otros factores de riesgo como la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol alto.

Hiperlipidemia:
Existe una fuerte relación entre un aumento de colesterol en sangre y el riesgo de Aterosclerosis. Esta relación se da cuando el colesterol está unido a lipoproteínas de baja densidad o LDL; estas lipoproteínas son las que hacen que el colesterol se deposite en las arterias y le sea más difícil eliminarse, por eso se las conoce como colesterol malo. Por otro lado, esta relación se invierte cuando se trata de las lipoproteínas de alta densidad o HDL, que llevan el colesterol al hígado para que se elimine impidiendo que se deposite en las arterias, por eso se lo conoce como colesterol bueno.
Esto tiene relación con la dieta fundamentalmente, ya que el consumo de cantidades elevadas de colesterol, grasas saturadas y ácidos grasos trans (aceites hidrogenados) aumentan los LDL.

Hipertensión:
La presión arterial, tanto la mínima como la máxima, acelera la formación de placa de ateroma. Cuanto más elevada sea la presión arterial mayor será el riesgo. La hipertensión agrava la lesión de las paredes arteriales y promueve la formación de la placa fibrosa del ateroma, hace las paredes arteriales más permeable a las grasas.

Diabetes:
Las personas con diabetes, tienen mayor probabilidad de tener los lípidos de la sangre aumentados, por eso, tienen 2 veces mayor probabilidad de padecer infarto de miocardio. La hiperglucemia (azúcar en la sangre elevadas), contribuye a este riesgo, por eso en estas personas es importante tener controlada la glucemia.

Otros factores de riesgo:

Antecedentes familiares: La enfermedad se presenta con mayor frecuencia en ciertas familias. Esto puede deberse a la predisposición genética a otros factores de riesgo como hiperlipemias, diabetes, hipertensión.

Obesidad: El exceso de peso en sí no es un factor de riesgo, aunque hay una asociación clara entre un aumento de peso y riesgo de Aterosclerosis, esto puede deberse a que el sobrepeso y la obesidad, incrementan el riesgo de hipertensión, diabetes y dislipemias.

Sedentarismo: puede llevar a obesidad, disminución de HDL (colesterol bueno) hipertensión.

Estrés: puede producir hipertensión.

Anticonceptivos orales: en algunos casos su consumo prolongado puede producir una variación en los lípidos en sangre.

 

Cómo puede actuar el Noni:

 

Se ha visto que el Noni puede aportar una importante ayuda en el tratamiento de la Aterosclerosis, y más importante aún, en la prevención.

Es conocido por los múltiples testimonios, la acción beneficiosa del Noni en la Aterosclerosis, pero también en los principales factores de riesgo como Hipertensión, Diabetes, Hipercolesterolemia, Obesidad, como también colabora en las adicciones como el tabaquismo.

Esto está demostrado por la acción de cada uno de sus componentes que actúan en forma sinérgica, esto significa que su acción conjunta es mayor que la suma de la acción de cada componente, uno potencia la acción de otro.

Al trabajar a nivel celular, es como puede aliviar múltiples afecciones, en el caso de la Aterosclerosis, como se verá a continuación, sus funciones son muy amplias, porque estimula la regulación normal de cada célula, entonces el organismo, se ve aliviado naturalmente. Por esta razón y por tratarse de un producto natural no tiene efectos secundarios.

Efecto antioxidante: Esto es de suma importancia en la prevención de la Aterosclerosis ya que evita que se oxiden las grasas de las paredes arteriales evitando la formación de placas de ateroma. El jugo de Noni contiene antioxidantes como Bioflavonoides, vitamina C y Carotenoides.

Fibra: El jugo de Noni contiene una importante cantidad de fibra, tanto soluble como insoluble. La fibra soluble tiene un efecto de reducción de la absorción del colesterol de la dieta, ya que en el intestino lo arrastra y hace que se elimine naturalmente. El otro tipo de fibra, la insoluble, otorga un mayor valor de saciedad, lo que en el caso de la obesidad, ayuda a la reducción del peso. Además la fibra normaliza la función intestinal permitiendo una correcta absorción de nutrientes y eliminación de desechos tóxicos.

Sistema Xeronina: El Noni contiene xeronina en bajas cantidades, pero se encuentra su precursor, la proxeronina que a través de la enzima proxeroninasa, también contenida en el Noni, se transforma en xeronina a medida que el cuerpo la necesita. Las funciones de la xeronina son múltiples ya que actúa ayudando a la célula a producir y liberar sustancias que necesita para regenerarse y funcionar correctamente. Esto lo hace a través de la estimulación del aparato de Golgi; este, es una estructura de la célula que se encarga de empaquetar y liberar al lugar donde se necesita, diferentes sustancias que son importantes para un correcto funcionamiento celular. Así se descubrió que estimula la liberación de Oxido Nítrico, Serotonina, Melatonina, entre otros.

Oxido Nítrico: Normalmente, en las paredes arteriales se libera Oxido Nítrico, esto es para regular la correcta función arterial. Mantiene el tono de las arterias, lo que hace que se evite la hipertensión arterial, evita la formación de la placa fibrosa en el ateroma, y evita que se oxiden las LDL. Si no hay una correcta liberación de Oxido Nítrico, se acelera la Aterosclerosis. El Noni estimula la normal liberación de Oxido Nítrico por lo que evita la formación de ateroma y en el caso que esté ya formada, evita que ésta sea más grande.

Scopoletina: El Noni contiene una sustancia llamada Scopoletina, la cual tiene la capacidad de dilatar los vasos sanguíneos contraídos, lo que ocurre en el caso de la hipertensión.

Serotonina: Es un regulador natural, y entre sus funciones está la de controlar el buen funcionamiento de las arterias.

Melatonina: Otra de las sustancias que el Noni es capaz de estimular es la Melatonina. En el caso de la Aterosclerosis, la Melatonina tiene un efecto antioxidante. El Noni estimula su liberación a través del sistema Xeronina, y ya que contiene triptofano, el precursor sin el cual la Melatonina no podría fabricarse. La Melatonina disminuye la sensación de ansiedad, nerviosismo y depresión, por lo que colabora en quienes quieren dejar el hábito de fumar.

Como se ha explicado anteriormente, es claro cómo el jugo de Noni puede ayudar en el tratamiento y prevención de la Aterosclerosis, una enfermedad que causa incapacidades, disminuyendo la calidad de vida, y en otros casos puede llevar a la muerte.

Referencias Bibliográficas

– Farreras, Rozman. Medicina Interna. 14° Edición. Ediciones Hancourt S.A. España 2000.
– Robbins S.L., Kumar V., Cotran R.S. Patología Estructural y Funcional 5ª Edición. Mc. Graw
Hill Interamericana. Madrid 1998
– Solomon Neil,Md, PhD. THE NONI PHENOMENON. South Geneva Road Vineyard, 1999.
– Kim NY, Pae HO, Ko YS, Yoo JC, Choi BM, Jun CD, Chung HT, Inagaki M, Higuchi R, Kim YC. In vitro
inducible nitric oxide
synthesis inhibitory active constituents from Fraxinus rhynchophylla. Planta Med 1999 Oct.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/utils/fref.fc
– Abrams J. Beneficial actions of nitrates in cardiovascular disease. Department of Medicine (Cardiology),
University of New Mexico School of Medicine, Albuquerque 87131, USA. http//www.ncbi.nlm.ncih.gov
– Jude EB, Tentolouris N, Appleton I, Anderson S, Boulton AJ. Manchester. Role of neuropathy and plasma
nitric oxide in recurrent neuropathic and neuroischemic diabetic foot ulcers. Manchester, United Kingdom
2001 Sep-Oct http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 11896978
– Kurioka S, Koshimura K, Murakami Y, Nishiki M, Kato Y. Reverse correlation between urine nitric oxide metabolites and insulin resistance in patients with type 2 diabetes mellitus. Japan. 2000 Feb http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 10811296
– Avogaro A, Piarulli F, Valerio A, Miola M, Calveri M, Pavan P, Vicini P, Cobelli C, Tiengo A, Calo L, Del Prato S. Forearm nitric oxide balance, vascular relaxation, and glucose metabolism in NIDDM patients. Padua, Italy. 1997 Jun. http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 9166677 .
– Williams SB, Cusco JA, Roddy MA, Johnstone MT, Creager MA. Impaired nitric oxide-mediated vasodilation in patients with non-insulin-dependent diabetes mellitus. USA 1996 Mar. http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 8606266
– Haefliger IO, Flammer J, Luscher TF. Nitric oxide and endothelin-1 are important regulators of human ophthalmic artery. Switzerland. 1992 Jun . http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 1607246
– Sang S, Cheng X, Zhu N, Stark RE, Badmaev V, Ghai G, Rosen RT, Ho CT. Flavonol glycosides and novel iridoid glycoside from the leaves of Morinda citrifolia. New Jersey USA. Sep. 2001 http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 1155915