La Spirulina

La Spirulina

 

Es un alimento natural recomendado por doctores japoneses como altamente nutritivos y muy fáciles de digerir.

En este país junto con el avance de la civilización, han aumentado dramáticamente el número de “enfermedades de los adultos” tales como presión arterial alta, diabetes, cardiopatías, insuficiencias, etc., enfermedades donde la medicina moderna tiene poco que hacer.
Los pacientes que sufren de ello, no tienen apetito, pierden su interés en el trabajo, se cansan fácilmente, se sienten deprimidos y letárgicos. Sin embargo muchos de estos pacientes han mejorado notablemente con la Spirulina.
Desde el punto de vista médico, la Spirulina como complemento aumenta el efecto de otros productos mejorando así su tratamiento.

Microalga fuente natural de proteínas (65%), de alto valor nutritivo y altamente digerible (98%). Esta planta marina posee un alto contenido de minerales y metaloides, sobre todo yodo, potasio, magnesio, hierro, fósforo, y azufre. Además tiene una buena proporción de vitaminas A, B, C, D, E, F, K, aminoácidos, glucósidos y substancias antibióticas, así como abundante clorofila, por lo cual la hace de ella un formidable preventivo y curativo de muchos trastornos de la salud.

Beneficios:

Es antirreumática, antiinfecciosa, combate el bocio tonifica las glándulas endocrinas y así detiene el envejecimiento.

  • Proporciona energía.
  • Ayuda al desarrollo muscular.
  • Ideal para personas con desgaste físico e intelectual.
  • Excelente auxiliar en enfermedades críticas en personas de edad avanzada.
  • Ayuda a aumentar los rendimientos escolar y deportivo en adolescentes.
  • Posee una actividad antimicrobiana
  • Es un nutriente para el cerebro.
  • Auxiliar como regenerador de la piel.
  • Se utiliza como complemento en regímenes estrictos de adelgazamiento y en casos de desnutrición y convalecencia.
  • Tiene alto poder antioxidante, ya que es capaz de contrarrestar la formación de radicales libres.
  • Fomenta el crecimiento de los niños.
  • Útil en alteraciones de la memoria.

Composición

 

Las sustancias vitales más importantes que contiene son:

  • Proteína de primera calidad: Con un 60% de proteína vegetal, la spirulina es una de las fuentes proteínicas naturales más ricas, con los ocho aminoácidos esenciales y los nueve no esenciales.
  • Clorofila: Limpia el cuerpo de residuos y apoya la función de los tejidos y órganos.
  • Enzimas: Aportan equilibrio al metabolismo y a la digestión y activan el sistema inmunológico.
  • Antioxidantes: (Ante todo beta-carotina): Aumentan la resistencia y retardan el proceso de envejecimiento.
  • Complejo vitamínico y mineral natural: La base de la salud y el bienestar.
  • Ácido gamma-linolénico: Valioso apoyo en la menopausia y durante la menstruación.
  • ARN y ADN (ácidos nucleicos): La base de todas las células, con efecto rejuvenecedor
  • Minerales:
    Calcio 1180 mg. Fósforo 828,0 mg. Hierro 53,0 mg. Magnesio 166,0 mg. Manganeso 2,2 mg. Potasio 435,0 mg . Sodio 34,4 mg. Zinc 3,3.
  • Vitaminas:
    Provitamina A, Vitamina B1, Vitamina B2, Vitamina B6, Vitamina B12, Vitamina E, Vitamina H, Acido pantotínico, Acido fólico, Inositol, Niacina.

 

Aminoácidos

 

  • Esenciales:
    Isoleucina 5,7%. Leucina 87%. Lisina 5,1%. Metionina 26,0%. Fenilalanina 5,7%. Treonina 5,4%. Valina 7,5%.
  • No Esenciales:
    Alanina 7,9%. Arginina 7,6%. Acido aspártico 9,1%. Cistina 12,7%. Glicina 4,8%. Histidina 1,5%. Prolina 4,1%. Serina 5,3%. Tirosina 4,6%.
  • Acidos grasos:
    Linoleico 1.325 mg. Linolénico 1.065 mg.
  • Otros componentes:
    Clorofila 600 mg. ARN 3,6%. ADN 0,8%.

Su elevada concentración proteica activa el metabolismo. La energía necesaria para la combustión de 1 g de proteína es muy superior que para 1 g de glúcidos o de grasas, por lo que una dieta normocalórica hiperprotéica tiene un gasto energético muy superior que la equilibrada, por lo que el balance energético es muy inferior obligando a movilizar las reservas orgánicas, lo que unido a la presencia de mucílagos, que dan sensación de saciedad por la retención hídrica, hace de la spirulina un alimento indispensable en las dietas de adelgazamiento. También regula el funcionamiento intestinal, la reproducción celular, la fluidez de la sangre y la formación de hemoglobina.

Un poco de Historia

 

Este nombre tan irrisorio esconde tras sí uno de los alimentos más nutritivos y con mayores proyecciones que se conocen, al igual que una importante fuente de pigmentos utilizados en la industria de colorantes naturales, muy en boga en estos días.

Todo comenzó cuando un grupo de científico interesados en los hábitos alimenticios de los Kanembou, tribu ubicada al sur del Sahara, se maravillaron al descubrir que su dieta se reducía únicamente a un alga azul verdosa que extraían de las orillas del lago Tchad por medio de paños de tela, con los cuales colaban el agua, dejando el alga retenida en la superficie del paño, para su posterior secado y deglución. También causó asombro el comprobar que esa misma microalga fue aparentemente recolectada y preparada por los indios aztecas en la época que coincide con la llegada de Hernán Cortéz. A partir de aquellos descubrimientos, se ha desarrollado todo un estudio relacionado con las propiedades de la Spirulina, llegando a la conclusión que es una de las fuentes de proteínas más importantes del mundo, conformando el 70% de su masa, proteínas de excelente calidad. Su valor nutritivo se puede considerar superior al de cualquier vegetal terrestre y dada su factibilidad de cultivo en condiciones de alta alcalinidad (en ambiente básico, o sea en un charco de agua podrida) ha ingresado rápidamente, tanto al mercado japonés, acostumbrado a comer cualquier cosa por más extraña que parezca, como en ciertos círculos naturistas que cultivan el alga incluso en el patio trasero de sus casas. Basta buscar Spirulina en Internet para encontrar una amplia variedad de recetas sobre guisos o puddins vegetarianos utilizando la microalga como base, cartas agradeciendo a algún científico ligado al tema la ayuda desplegada en la elaboración de un sistema de cultivo doméstico, etc.

Chile cuenta con las condiciones ambientales ideales para la producción de Spirulina en masa: la temperatura óptima para su desarrollo es entre 20 y 30ºC, la luminosidad requerida es la que se encuentra entre la II y V región (60-500 ?Einstein/m2/s). Si se suma lo recién mencionado al alto valor agregado que genera la extracción del colorante, podría pasar a ser una nueva fuente de cultivos si es que los empresarios e investigadores nacionales se interesaran en el tema. En la actualidad, existen piscinas de no muy alta producción, ubicadas en el río Huasco, en Coquimbo y en otros lugares de la zona norte, que se generaron en tiempos que el cultivo de esta microalga estaba recién emergiendo, sin más conocimiento que su propia experiencia. Cabe destacar que las primeras publicaciones sobre el tema datan principalmente de 1988, salvo ciertos papers anteriores que se refieren a su cultivo como mera curiosidad. En definitiva, estamos en frente de un alimento de alto poder nutritivo, de no muy alto costo de producción y alto valor agregado, que podría mejorar perfectamente el problema relacionado con la escasez de alimentos en sectores pobres y que nuestro país presenta las condiciones óptimas para su cultivo masivo. Quizás en un futuro cercano, no nos parezca tan ridículo su nombre.