Diabetes Mellitus

El Noni y la Diabetes Mellitus

 

Introducción:

La Diabetes Mellitus es una afección crónica muy frecuente en todo el mundo que impide el correcto aprovechamiento de los alimentos debido a un problema con una hormona llamada insulina.

Esta afección es una de las condiciones por las cuales el Noni es más comunmente usado.
Hay numerosas clasificaciones, pero la más simple es:

  • Diabetes tipo 1 o insulinodependiente.
  • Diabetes tipo 2 o no insulinodependiente.

La Diabetes tipo 1, es la que requiere para su control de la administración diaria de insulina.
Se presenta generalmente en forma brusca, y con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes.
Se produce porque las células del páncreas encargadas de fabricar insulina, llamadas células B (células beta), detienen su trabajo o producen cantidades insuficientes de esta hormona.
Esto lleva a que la glucosa en la sangre o glucemia, aumente a valores anormales, llegando a hiperglucemia.

La Diabetes tipo 2, se presenta habitualmente en adultos mayores de 40 años con sobrepeso.
Es la forma más común, ya que el 90% de los diabéticos son no insulinodependiente.
En este caso, la célula B produce insulina, pero el organismo no puede utilizarla, por esta razón, se llega también a la hiperglucemia.

Los síntomas más comunes de la hiperglucemia son:

  • Poliuria: micción frecuente.
  • Polidipsia :sed intensa.
  • Polifagia: apetito muy aumentado.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Cansancio.
  • Visión borrosa.
  • Para comprender cómo el Noni actúa en esta enfermedad, se debe conocer cómo funciona un organismo normal y cuáles son las “fallas” en la Diabetes.

Cómo funciona un organismo normal:

Cuando una persona come, está ingiriendo nutrientes como Hidratos de Carbono, Proteínas y
Grasas que los utiliza para dar energía, reparar tejidos y hacer posible todas las funciones necesarias del organismo.

Para lograr estas importantes funciones, deben ser digeridos, absorbidos y degradados hasta su forma más simple para que la célula los pueda utilizar. Estas formas simples estimulan al intestino para que envíe una señal al páncreas y éste en las células B fabrica la insulina. Una parte de estos nutrientes se transforman en glucosa, que llega a la sangre aumentando la glucemia.

La insulina cuando se libera, se une al receptor de la célula que es una estructura que solo reconoce a la insulina, y cuando se encuentran, se abre un canal por donde entra la glucosa. La insulina permite entonces, que la glucosa entre en la célula disminuyendo la glucemia.
Cuando la célula no tiene suficiente glucosa, “siente hambre celular” y envía señales para que la insulina la capte de la sangre y la haga ingresar.

Cuando la insulina no encuentra glucosa en la sangre, llega otra hormona llamada glucagon y “desarma” la reserva de glucosa que tenemos en el cuerpo, como la que hay en el hígado; si necesita más, está la grasa corporal, y las proteínas del músculo. Al desarmarse la reserva, se libera glucosa, y la célula vuelve a tener la energía que necesita.

Todo este mecanismo está especialmente regulado por estas hormonas (y otras), para que nuestro cuerpo tenga la energía que necesita para funcionar normalmente.

Qué ocurre en la Diabetes Mellitus:

 

Como se dijo anteriormente, la Diabetes tipo 1, se desarrolla porque las células B del páncreas que fabrican insulina, detienen su trabajo o producen menor cantidad de esta hormona.
Esta falla se produce porque existe una predisposición genética, es decir, se hereda la probabilidad de padecer Diabetes Tipo 1. Pero esto no es suficiente, se necesitan factores ambientales que inician el proceso, este es generalmente un virus. Luego se produce un fenómeno de autoinmunidad.

Normalmente, el sistema autoinmune es utilizado por el cuerpo para atacar los agentes extraños que pueden perjudicarlo, pero por causa generalmente de un virus (junto con la predisposición genética), se desencadena una respuesta del sistema inmune contra la célula B del páncreas. Así el propio cuerpo es capaz de destruir las propias células B.

Sin la predisposición genética esto no ocurre, y aunque esta esté presente, no es hasta que aparece un agente externo (como un virus), que se presenta la enfermedad.
En la Diabetes tipo 2, existe un fuerte factor genético, mayor que en la tipo 1, es decir, es hereditaria.
Para que la enfermedad se presente, se necesitan factores que la desencadenan como: infecciones, intervenciones quirúrgicas, embarazo, menopausia, emociones. La obesidad, es un factor que acelera la aparición de este tipo de diabetes. De hecho, la mayoría de los diabéticos de tipo 2 son obesos.

Los síntomas se presentan muy lentamente, y más leve que en la Diabetes 1.
Estas personas, pueden alcanzar un buen control con una correcta alimentación y con ejercicios físicos, aunque algunas personas, necesitan medicación oral.
En algunos casos, la célula B se atrofia y la cantidad o calidad de insulina no es la adecuada, por la cual, se administra de forma externa.

Complicaciones crónicas de la Diabetes Mellitus:

 

Se ha demostrado que las complicaciones crónicas se presentan con una frecuencia mucho mayor en personas diabéticas no controladas adecuadamente que en las que si lo hicieron.
Las complicaciones crónicas se clasifican en:

Las que se producen en los grandes vasos sanguíneos: Estas son las que tienen su origen en la
arteriosclerosis, donde las paredes de las arterias están rígidas, más gruesas, menos elásticas y de menor calibre, por lo que la sangre no puede llegar óptimamente a los lugares donde se necesita.

Esto además se complica en las personas con hipertensión arterial, con dislipemias o con sobrepeso u obesidad.

Las que se producen en los capilares o vasos más pequeños: Los capilares arteriales son las terminaciones de las arterias, es decir, donde finalmente llega la sangre para dejar los nutrientes,
y los capilares venosos, son los que recogen la sangre que ya se utilizó. En esta complicación los capilares tienen las paredes más gruesas, se obstruyen por lo que no pueden intercambiar la sangre.

Entre estas están los problemas oculares como la retinopatía diabética, cataratas, y glaucoma.
También están los problemas renales o nefropatía diabética, que es frecuente en las personas con esta enfermedad.

Las que se producen en el sistema nervioso: Problemas de sensibilidad, principalmente en los miembros inferiores, con parestecias, dolor o calambres. También ocurren otros trastornos como alteración en la sudoración, disfunción eréctil, problemas intestinales, de estómago, y en la vejiga, entre otros.

Cómo puede actuar el Noni en la Diabetes Mellitus:

 

Se han estudiado numerosos casos de personas con Diabetes que han tomado jugo de Noni y un alto porcentaje notó mejoría en los síntomas que acompañan esta enfermedad. Sin embargo aún no se conoce exactamente cómo el Noni puede aliviar los efectos debilitantes de la Diabetes. Aunque hay teorías posibles para su método de acción.

Como se dijo, una de las razones por las que hay disminución de la producción o en la calidad de insulina, es por la destrucción o falla de la célula B debido a un error del sistema inmune.
Hay estudios que revelan que el Noni tiene un efecto reforzador del sistema inmune, mejorando su efecto y estimulando un sistema inmune lento. Esto también podría ayudar en el caso de las infecciones, las cuales son un factor desencadenante de la Diabetes 2, ya que el sistema inmune protege al organismo de las infecciones.

También se sugiere que el Noni tiene un efecto adaptogénico o normalizador, lo que podría ayudar a la célula que falla a mejorar su rendimiento, sea esto en la célula B a producir insulina en calidad y cantidad suficiente, o en las células que deben reconocerla.

Con respecto a las complicaciones crónicas, el Noni tendría una mayor influencia debido a: La scopoletina, sustancia contenida en el Noni con acción antiplaquetaria y dilatadora de los vasos sanguíneos contraídos.
La acción estimulante de la producción de óxido nítrico, el cual permite que los vasos sanguíneos tengan una mayor elasticidad. Se ha visto como en algunas complicaciones crónicas de la Diabetes, hay una disminución de la acción vasodilatadora del óxido nítrico.

También es reconocida la acción estimulante de la liberación de serotonina, la que permite una mejor circulación sanguínea.
Recordando los efectos de la Diabetes en la circulación de los grandes vasos y en los capilares, el Noni podría mejorar o prevenir estas complicaciones.
Por otro lado, el sistema xeronina, donde la proxeronina contenida en el Noni, a través de la proxeroninasa, en el organismo se transforma en xeronina.
Se sabe que el Aparato de Golgi (una estructura compleja que se encuentra en el interior de la célula), almacena y envía un paquete de nutrientes necesarios para la célula. Se cree que la xeronina ayuda al Aparato de Golgi a conseguir el embalaje y la ruta correctas de estos nutrientes, hacia la célula dañada, para así mantener o recuperar la función normal. Entonces, una célula sana es capaz de producir en el lugar y tiempo adecuados, los nutrientes que los diferentes estímulos indicaron que se necesitan.
Se cree que la scopoletina, es empaquetada en el aparato de Golgi, y liberada al sitio correcto, gracias a la xeronina.

De esta forma, se puede explicar cómo el Noni ha ayudado a aliviar los síntomas propios de la Diabetes Mellitus, y quizá pueda retrasar las complicaciones crónicas.

Referencias:

Hancourt S.A. España 2000.
– Best y Taylor. Bases Fisiológicas de la Práctica Médica. 12° Edición. Editorial Médica Panamericana. España 1993
– Torresani, M. E., Somoza M. I. Lineamientos para el cuidado nutricional. Ed. Eudeba. Buenos Aires, Argentina 1999..
– Solomon Neil,Md, PhD. THE NONI PHENOMENON. South Geneva Road Vineyard, 1999.
– Matrone A. Consejos útiles para diabéticos. Control y tratamiento de la diabetes. Bayer. Buenos Aires, Argentina.
– Okada Y, Miyauchi N, Suzuki K, Kobayashi T, Tsutsui C, Mayuzumi K, Nishibe S, Okuyama T. Search for naturally occurring substances to prevent the complications of diabetes. II. Inhibitory effect of coumarin and flavonoid derivatives on bovine lens aldose reductase and rabbit platelet aggregation. Tokyo, Japan. 1995 Aug. http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 7553983
– Tooke JE, Hannemann MM. Adverse endothelial function and the insulin resistance syndrome. Devon, UK 2000 Apr. http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 10792555
– Jude EB, Tentolouris N, Appleton I, Anderson S, Boulton AJ. Manchester.
Role of neuropathy and plasma nitric oxide in recurrent neuropathic and neuroischemic diabetic foot ulcers. Manchester, United Kingdom

2001 Sep-Oct http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 11896978
– Kurioka S, Koshimura K, Murakami Y, Nishiki M, Kato Y. Reverse correlation between urine nitric oxide metabolites and insulin resistance in patients with type 2 diabetes mellitus. Japan. 2000 Feb http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 10811296
– Avogaro A, Piarulli F, Valerio A, Miola M, Calveri M, Pavan P, Vicini P, Cobelli C, Tiengo A, Calo L, Del Prato S. Forearm nitric oxide balance, vascular relaxation, and glucose metabolism in NIDDM patients. Padua, Italy. 1997 Jun. http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 9166677 .
– Williams SB, Cusco JA, Roddy MA, Johnstone MT, Creager MA. Impaired nitric oxide-mediated vasodilation in patients with non-insulin-dependent diabetes mellitus. USA 1996 Mar. http//www.ncbi.nlm.ncih.gov PMID: 8606266
– Haefliger IO, Flammer J, Luscher TF. Nitric oxide and endothelin-1 are important regulators of human ophthalmic artery. Switzerland. 1992 Jun . http//www.ncbi.nlm.ncih.gov